Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Historias reales edificantes 



P- 



-) 



JÓVENES 

6 de abril de 2008 



i 







El relato bíblico: 2 Reyes 5 



üizu -zih 




bullidas en el aaua lodosa 




Texto da\!ir 



«Mas sus criados se le acerca- 
ron y le hablaron diciendo: 
Padre mío, si el profeta te man- 
dara alguna gran cosa, ¿no la 
harías? ¿Cuánto más, diciéndo- 
te: Lávate, y serás limpio? Él 
entonces descendió, y se zam- 
bulló siete veces en el Jordán, 
conforme a la palabra del varón 
de Dios; y su carne se volvió 
como la carne de un niño, y 
quedó limpio» 
(2 Reyes 5:13, 14). 



I linterna 

«El espíritu orgulloso de Naamán se rebelaba con- 
tra la idea de hacer lo ordenado por Elíseo. Los ríos 
I mencionados por el capitán sirio tenían en sus ori- 
llas hermosos vergeles, y mucha gente acudía a las 
orillas de esas corrientes agradables para adorar a 
sus ídolos. No habría representado para el alma de 
Naamán una gran humillación descender a uno de 
esos ríos; pero podía hallar sanidad tan sólo si 
seguía las indicaciones específicas del profeta. 
Únicamente la obediencia voluntaria podía darle el 
resultado deseado» (Profetas y reyes, p. 186). 






IDENTIFÍCATE 
CON LA 
HISTORIA 

«Naamán, general del ejército del 
rey de Siria, era varón grande delante 
de su señor, y lo tenía en alta estima, 
porque por medio de él había dado 
Jehová salvación a Siria. Era este 
hombre valeroso en extremo, pero 
leproso. 

«Y de Siria habían salido bandas 
armadas, y habían llevado cautiva de 
la tierra de Israel a una muchacha, la 
cual servía a la mujer de Naamán. 
Ésta dijo a su señora: "Si rogase mi 
señor al profeta que está en Samaría, 
él lo sanaría de su lepra"». 

«Y vino Naamán con sus caballos 
y con su carro, y se paró a las puer- 
tas de la casa de Elíseo. Entonces 
Elíseo le envió un mensajero, dicien- 
do: "Ve y lávate siete veces en el 
Jordán, y tu carne se te restaurará, y 
serás limpio". 

«Y Naamán se fue enojado, 
diciendo: "He aquí yo decía para mí: 
Saldrá él luego, y estando en pie 
invocará el nombre de Jehová su 
Dios, y alzará su mano y tocará el 
lugar, y sanará la lepra". [...] Y se vol- 
vió, y se fue enojado. 

«Mas sus criados se le acercaron 
y le hablaron diciendo: "Padre mío, si 
el profeta te mandara alguna gran 
cosa, ¿no la harías? ¿Cuánto más, 
diciéndote: Lávate, y serás limpio?' 
Él entonces descendió, 



y se zambulló siete veces en el 
Jordán, conforme a la palabra del 
varón de Dios; y su carne se volvió 
como la carne de un niño, y quedó 
limpio. 

«Y volvió al varón de Dios, él y 
toda su compañía, y se puso delante 
de él, y dijo: "He aquí ahora conozco 
que no hay Dios en toda la tierra, sino 
en Israel. Te ruego que recibas algún 
presente de tu siervo". 

«Mas él dijo: [...] no lo aceptaré». 

«Y siguió Giezi a Naamán; y cuan- 
do vio Naamán que venía corriendo 
tras él, se bajó del carro para recibir- 
le, y dijo: "¿Va todo bien?" 

«Y él dijo: "Bien. Mi señor me 
envía a decirte: 'He aquí vinieron a mí 
en esta hora del monte de Efraín dos 
jóvenes de los hijos de los profetas; 
te ruego que les des un talento de 
plata, y dos vestidos nuevos 1 ". [...] 

«Y él entró, y se puso delante de 
su señor. 

«Y Elíseo le dijo: '¿De dónde 
vienes, Giezi?' 

«Y él dijo: 'Tu siervo no ha ido 
a ninguna parte'. 

«Él entonces le dijo: "[...] la 
lepra de Naamán se te pegará 
a ti y a tu descendencia para 
siempre". Y salió de delante 
de él leproso, blanco 
como la nieve». 

(2 Reyes 5:1 -3, 9- 
16,21,22,25-27) 







¿Qué opinas? 



En tu opinión, ¿cuáles de los siguientes indi 
viduos están llenos de orgullo? Explica tu res- 
puesta. 

Katelyn constantemente presume 

sus aparatos de alta tecnología 
más recientes. 

José ignora a sus amigos 

cada vez que un chica boni- 
ta pasa a su lado. 

El director de la banda no 

presta atención a los 
comentarios de sus estu- 
diantes. 

Reagan fuma, haciendo 

caso omiso al consejo 
de sus padres y amigos. 

Sara comparte su boleta 

de calificaciones de 
puros dieces, en el sitio 
myspace.com. 

Jamal se mofa de cual- 
quier estudiante que no 
sea bueno en los deportes. 

Lindsey se queja cada vez 

que no alcanza su meta de 
perfección. 

Aiden le ha sido infiel a 

novia pero no se lo dice. 
Preguntas a considerar: 

¿Cómo describirías a una persona que 
sufre de la enfermedad del orgullo? 

¿Cuáles son los síntomas de esta enferme 
dad? 

¿Cómo se puede sanar de esta enfermedad? 




su 



«Porque Jehová es excel- 
so, y atiende al humilde, mas 
al altivo mira de lejos» (Salmos 
138:6). 

«Abominación es a Jehová todo 
altivo de corazón; ciertamente no 
quedará impune» (Proverbios 
16:5). 

«Antes del quebrantamiento es 
la soberbia, y antes de la caída la 
altivez de espíritu» (Proverbios 
16:18). 

«Digo, pues, por la gracia que 

me es dada, a cada cual que está 

entre vosotros, que no tenga más 

alto concepto de sí que el que 

debe tener, sino que piense de sí 

con cordura, conforme a la 

medida de fe que Dios repartió 

a cada uno» (Romanos 12:3). 

«Porque el que se cree ser 

algo, no siendo nada, a sí 

mismo se engaña. Así 

que, cada uno someta 

a prueba su propia 

obra, y enton- 




ees tendrá motivo de 
gloriarse sólo respecto de 
sí mismo, y no en otro; por- 
que cada uno llevará su pro 
pia carga» (Gálatas 6:3-5). 



otros 

ojos 



«Un hombre puede falsificar 
el amor, puede falsificar la 
fe, puede falsificar la espe- 
ranza y todas las demás 
gracias, pero resulta 
demasiado difícil falsifi- 
car la humildad».— 
Dwight Lyman Moody, 
evangelista nortea- 
mericano del 
siglo XIX. 




El orgullo es uno de los siete 
pecados mortales. De acuer- 
do con el sitio wikipedia.org 
los siete pecados mortales, 
también conocidos como los «peca- 
dos cardinales», son «una clasifi- 
cación de vicios que se usó origi- 
nalmente en las enseñanzas del 
cristianismo temprano para edu- 
car e instruir a sus seguidores 
respecto a la tendencia (inmoral) 
al pecado del hombre caído. 
[...] Al inicio del siglo XIV la 
popularidad de los siete pecados 
capitales, como tema entre los 
artistas europeos de esa época, 
con el tiempo ayudó a incorporar- 
los en muchas de las áreas de la 
cultura cristiana, 
y la con- 
ciencia 
cristia- 
na en 
general, 
en el mundo entero» 




otros- 

ojos 

«No seas tan humilde; no eres tan 
grande». — Golda Meir, figura polí- 
tica del siglo XX en capacidad de 
ministra de Trabajo, ministra de 
Asuntos Exteriores, y la 
cuarta primer ministro de 
Israel. - 

Lee la 
historia 
fijándote en 
los detalles que te 
resultan novedosos. _ 
Encierra en un círculo los dife- 
rentes personajes del relato. ¿Qué 
cualidades de carácter ves en: 

la sierva de la esposa de 
Naamán? 



EXPLICA 

LA 

HISTORIA 

los siervos de Naamán? 



Giezi? 



Si esta historia se convirtiera en 
una película de largo metraje, ¿qué 
título le darías? 



Naamán? 



¿Qué otros personajes contem- 
poráneos se podrían comparar con 
los personajes bíblicos? 



Elíseo? 



Aplícala a tu vida 



Sábado 

Discute los personajes presentados 
en la sección ¿Qué opinas? 

Clasifícalos en orden del más orgulloso 
al más humilde. Explica el razonamien- 
to usado en tu clasificación. 

Domingo 

Cuenta la historia de Naamán desde 
las siguientes perspectivas: 

La perspectiva de la niña cautiva 

La perspectiva del ángel guardián 
de Naamán 

La perspectiva del rey de Israel (lee 
2 Reyes 5:4-7): 

«Entrando Naamán a su señor, le 
relató diciendo: "Así y así ha dicho una 
muchacha que es de la tierra de 
Israel". Y le dijo el rey de Siria: "Anda, 
ve, y yo enviaré cartas al rey de Israel". 
Salió, pues, él, llevando consigo diez 
talentos de plata, y seis mil piezas de 
oro, y diez mudas de vestidos. Tomó 
también cartas para el rey de Israel, 
que decían así: "Cuando lleguen a ti 
estas cartas, sabe por ellas que yo 
envío a ti mi siervo Naamán, para que 
lo sanes de su lepra". 

«Luego que el rey de Israel leyó las 
cartas, rasgó sus vestidos, y dijo: "¿Soy 
yo Dios, que mate y dé vida, para que 
éste envíe a mí a que sane un hombre 
de su lepra? Considerad ahora, y ved 
cómo busca ocasión contra mí"» (2 
Reyes 5:4-7). 




Lunes 

■ En qué área de tu vida desearías ser 
A«lavado y limpio»? Lee Colosenses 
2:13, 14. Escríbele una carta a Dios 
confesando esta lucha en tu vida. 
Quema la carta para recordar el perdón 
completo y perfecto que nos otorga 
Dios. 

Martes 

Lee la sección Linterna. Compárala 
con la siguiente cita de Elena G. de 
White de Hechos de los apóstoles, página 
333: 

«Pocos comprenden el pleno signifi- 
cado de las palabras que Cristo habló 
cuando, en la sinagoga de Nazaret, se 
anunció como el Ungido. Declaró que su 
misión era consolar, bendecir y salvar a 
los afligidos y pecadores. Luego, viendo 
que el orgullo y la incredulidad dominaban 
los corazones de sus oyentes, les recordó 
que en tiempos pasados Dios se había 
apartado de su pueblo escogido por causa 
de su incredulidad y rebelión y se había 
manifestado a los habitantes de tierras 
paganas que no habían rechazado la luz 
del cielo. La viuda de Sarepta y Naamán el 
sirio, habían vivido de acuerdo con toda la 
luz que tenían, por lo cual se los consideró 
más justos que el pueblo escogido de Dios 
que se había apartado de él y había sacri- 
ficado sus principios a las conveniencias y 
honores mundanales». 




Miércoles 

A qué crees que se refiere Golda 
Meir cuando dijo, «No seas tan 

humilde; no eres tan grande»? 

¿Qué impresión te da la gente 

engreída? Marca todas las respuestas 

que vengan al caso. 



Creo que generalmente. 



están celosos de sus amigos. 

se engañan ellos mismos. 
_ los admiran los demás. 
_ necesitan que los humillen. 
_ son muy populares con personas 

del sexo opuesto. 
_ están pegados al espejo, 
se muestran extremadamente 

confiados en ellos mismos. 
_ los admiran en secreto. 
_ es difícil llegarlos a conocer. 
_ son buenos para escuchar a los 

demás. 
_ son personas inseguras de ellas 

mismas. 




Jueves 

■ Qué pasos me pide Dios que tome en 
A mi vida para crecer en humildad? 






Viernes 

I edita en el siguiente pasaje de C. S 

1 Lewis: 

«La Segunda Persona en Dios, el 
Hijo, que llegó a ser humano, nació en el 
mundo como hombre. Un hombre de ver- 
dad de una altura determinada, con un 
color de cabello específico, que hablaba 
un idioma particular, que pesaba tantas 
piedras (1 piedra = 6.350 kg). El Ser 
Eterno, que todo lo sabe y quien creó el 
universo entero, no sólo se hizo hombre, 
sino que (antes de eso) un bebé, y antes 
de eso un feto en el cuerpo de una mujer. 
Si quieres entender un poco más el 
asunto, piensa en lo que sería convertir- 
te en una babosa o un cangrejo». 

1. Según fue citado en wikipedia.org/ 
wiki/Seven_deadly_sins. 

2. C. S. Lewis, citado en Jesús Christ: The God- 
Man, por Bruce Demarest, p. 46. 




lan de lectura para esta semana* 

Profetas y reyes, capítulos 20 y 21 . 

*Siguiendo este plan podrás leer al menos 

un libro cada año de la serie 

El conflicto de los siglos.